PNL – EL PODER DE LAS PALABRAS

PNL PALABRAS

¿Quieres conocer el poder de las palabras a través de la PNL (Programación Neurolingüística), una herramienta para ser mejor persona y profesional?

¿Tienes niños pequeños en tu entorno y quieres generarles patrones de éxito?

¿Te gustaría tener mejores relaciones personales?

¿y vender más y mejor?

He estado profundizando en éste área que me cautiva y cuyo auge lleva años de recorrido.

La PNL es el estudio de nuestros patrones mentales. Permite conocer los procesos mentales que usamos para codificar información, y por lo tanto cambiar nuestra forma de pensar y de actuar.

Por tanto tiene un uso increíble en el mundo de las ventas, conociendo como actuar sobre los procesos mentales nuestros y del cliente.

En este post me centraré en el PODER DE LAS PALABRAS, ya que suponemos que hablar es sólo soltar aire por la boca con o sin significado, pero estudios científicos revelan que las palabras van más allá. Trataré de explicar los 8 pasos apoyado con un ejemplo.

 

“Dime cómo hablas y te diré quien eres”.

 

 

Cuando yo hablo, emito PALABRAS, que instalan en mi cerebro (exactamente en mi hemisferio derecho, que es el del subconsciente) un PROGRAMA MENTAL (imagina las aplicaciones informáticas) que ahí se queda si no lo remedio.

Ej.: Cuando alguien nos saluda y pregunta –“¿qué tal estás?”-, si respondo, -“mal como siempre, voy de mal en peor, aquí luchando”-. Esta respuesta va a grabar en nuestro hemisferio derecho además en la parte que no controlo, el subconsciente, un programa de pesimismo, de estoy mal y voy a peor, de soy un luchador...

 

Este PROGRAMA MENTAL instalado, hará que se generen en el hemisferio izquierdo (el consciente) imágenes y sonidos, que originarán mis PENSAMIENTOS.

Ej.: Ese programa pesimista, hará que mis pensamientos vayan en esa línea de “no hay solución”, “qué mal está todo”, “merece la pena”, “la culpa es de los demás”, “tengo que luchar para lograr lo que quiero”...

 

Cómo piense hará que mis SENTIMIENTOS vayan en consonancia.

Ej.: siguiendo con el caso, los pensamiento que tengo, hacen que me sienta abatido, gris, desanimado, malhumorado, irascible, siempre dispuesto a pelear....

 

Provocados por esos SENTIMIENTOS, tendré unos comportamientos (ACTITUDES) acordes a ellos.

Ej.: Qué hago con las personas que me rodean siempre desconfiando, cómo reacciono ante cualquier situación en este caso será en estado de miedo (atacar, huir o bloquearme), no seré nada asertivo, ni conciliador, ni resolutivo...

 

Las conductas que siga, generarán unos HÁBITOS, rutinas que pueden ser positivas o negativas, que me desarrollen y potencien o por contra me anulen.

Ej.: Todo lo anterior provocará en mí que me de pereza madrugar, emprender algo, ante cualquier acto de protesta me sumaré sin causa, gruñir y gesticular ante palabras de ánimo y las personas positivas, ya que mi estado es el opuesto, esfuerzo y sacrificio para los logros...

 

Esos HÁBITOS, marcan las líneas de mi CARÁCTER, harán el cómo soy, cómo me muestro a los demás.

Ej.: cuál será con lo dicho en el ejemplo?, seguro que para irse a una isla desierta conmigo no.

 

Para rematar la faena, ese CARÁCTER va a crear MI DESTINO.

Ej.: Qué me espera en el futuro CIERTO con este ejemplo? FRACASO o LUCHADOR SIN ÉXITO PARA SIEMPRE.

 

Hazte un favor y ten claro que un simple saludo mal respondido de manera reiterada, tiene consecuencias fatales para tí.

¡MUCHO CUIDADO AL ELEGIR TUS PALABRAS YA QUE TU DESTINO DEPENDE DE ELLAS!

 Muchas gracias y mucho karma positivo.

Leave A Response

* Denotes Required Field