¿NECESITO SEGURO DE VIDA?

seguro de vida

¿Te han ofrecido alguna vez un seguro de vida?

¿Has pensado alguna vez qué pasaría con tu familia si te sucediera algo?

¿Si dejas de ingresar dinero por una desgracia, cómo lo llevarías?

En algún momento nos habrán ofrecido un seguro de vida o nos habremos planteado si lo necesitamos o no, pero vamos a resolverlo con unas sencillas claves y en lenguaje claro, intentaré evitar tecnicismo.

¿PARA QUÉ SIRVE?

En primer lugar debemos saber qué voy a obtener si contrato una póliza de este tipo.

En los supuestos que contemplan (los esenciales: Fallecimiento e Invalidez Absoluta y Permanente) los beneficiarios (a quien irá el dinero) designados por el tomador (quién contrata y tiene derechos y obligaciones en la póliza) van a percibir si el asegurado fallece o sufre una invalidez (puede haber más garantías pero me centro en estas) por el motivo que sea (enfermedad, accidente y en la mayoría de las pólizas del mercado se contempla el suicidio con algún plazo de carencia, es decir de antigüedad del seguro antes del cual no se pagará, por tanto aún sabiendo que este acto es inútil en sí, menos si lo haces antes de tiempo).

En definitiva se trata de pagar una cantidad de dinero para obtener otra cantidad de dinero mayor. (ej: una prima anual de 120€ por 120.000€ en caso de fallecimiento e invalidez). Es un seguro de prestación económica.

MOTIVOS PARA CONTRATARLO

Sin inventar nada, ni descubrir el fuego, no esperamos que nadie nos cuente ninguna milonga para hacer un seguro de vida, porque las razón de este tipo de pólizas es muy claro y responde a 3 situaciones concretas:

  • Previsión familiar

Si te preocupa que tu familia en el caso de que te pase algo pueda mantener su vida actual, su situación económica, sus estudios, su futuro,... debes designarles como beneficiarios de un seguro de vida.

  • Cobertura de cargas financieros

En el caso de tener deudas (préstamos, hipotecas,...) y no pensar de forma egoísta con el famoso "el que se quede que arree", ante un suceso imprevisto que deja en la unidad familiar un agujero financiero porque alguna de las personas que reportan dinero deja de hacerlo, la mejor solución es que exista seguro de vida para cancelar esas cargas.

 

  • Dotación futura de dinero

Algo en lo que no caemos de manera habitual ni los profesionales, ni los clientes al tratar este tipo de seguros es que a cambio del pago de una prima anual, el tomador puede dejar a las personas que designe como beneficiarias, una dotación importante de dinero a su fallecimiento. No mucha gente al pasar a mejor vida ha podido ahorrar grandes cantidades de dinero para sus seres queridos, pero esta solución sí se puede lograr con estas pólizas.

Ej.: Si una persona de 60 años goza de buena salud y contrata un seguro de vida con un capital de 120.000 € por fallecimiento, puede estar pagando unos 1.200 €/año, su esperanza de vida es de 80 años, 20 años pagando la póliza para dotar de 120.000 € a quien decida. Si piensa ahorrar para dejar esa cantidad debiera hacerlo a 6.000 €/año. Complicado ¿no?

¿QUÉ INFLUYE EN EL PRECIO?

  • Fecha de nacimiento: la edad es determinante, cuanto más mayor, más riesgo y más caro.
  • Actividad profesional y otras (deportes, hobbies...): a más peligro, mayor precio.
  • Estado de salud: Sin comentarios. Cuando estás sano es cuando hay que plantearse estos seguros, luego puede ser tarde.
  • Capitales contratados: A más altos, mayor prima. Ajústalos a tus necesidades.
  • Hábitos: Fumar, beber, peso y altura... si son peores sube el precio.

Y ADEMÁS… consejos e ideas…

  • IGUALDAD: Ya no se discrimina por sexo, mujeres y hombres tenemos las mismas tasas.
  • Puedes contratar garantías opcionales, algunas importantes: duplicar los capitales en caso de accidente (triplicar si es de circulación); percibir parte o todo de esos capitales en caso de enfermedades graves; duplicar en caso de fallecimiento simultáneo de otra persona designada en póliza (muy útil para familias con hijos).
  • Ocultar problemas de salud o de hábitos puede provocar problemas en el momento de solicitar la prestación.
  • Existe un Registro unificado, donde todas las compañías informan de los asegurados con garantías de fallecimiento, para que aún desconociendo si el fallecido estaba o no asegurado, los herederos lo sabrán.
  • CUIDADO: Las pólizas de las entidades financieras son hasta un 30% más caras que las compañías (según un estudio de INESE y Global Actuarial).

Podría alargarme pero no es la idea. Espero que estos pequeños consejos ayuden a elegir si te interesa o no, en este tipo de pólizas no debes comerte mucho la cabeza.

 

Muchas gracias y mucho karma positivo.

Leave A Response

* Denotes Required Field