EMOCIONES – ¿son tan importantes?

emociones

¿Son las emociones clave en los negocios?

¿Y en las ventas? ¿Y en la vida?

¿Las emociones gobiernan nuestros actos?

¿Sabes controlarlas?

Llevo unos días con estas preguntas dando vueltas en mi cabeza, después de sentir muchas emociones e impactos sobre su relevancia, así que voy a desahogarme en este post.

¿Estamos en un mundo de emociones?

Andy Stalman vino a Burgos regalándonos una conferencia gracias a uno de los mejores eventos de nuestra ciudad: el TechDay60 (os dejo el enlace a la misma click aquí), quería asistir pero me encontraba de vuelta de viaje y no llegaba, por lo que me conecté en streaming y con el bluetooth del coche (maravillas del mundo digital) pude escuchar con atención las geniales reflexiones de “Mr. Branding”.

Se centró en su concepto HumanOffOn, si las personas estamos asimilando y llevando bien el estar Online a todas horas y para todo, o por contra la importancia de estar Offline manejando, disfrutando y otorgando el papel que tienen las emociones para alcanzar nuestro desarrollo, metas y éxitos.

Su intervención fue genial, así como las conclusiones que saqué:

  • La complementariedad entre el On y el Off, necesaria e indisoluble.
  • Con un vídeo nos hizo sentir y dejó patente lo que somos las personas, EMOCIONES.
  • Sólo la cultura y la educación (no la educastración) pemitirán que nos desarrollemos.

Gente corriente con éxito

Dos días después asistí a otra conferencia de Francesc Assens (Dale Carnegie Institute), donde resumió basándose en su libro, historias de gente normal (como somos todos), que le tocaron de cerca y que dejan patente que las EMOCIONES son el motor de las personas.

EMOCIONES Y VENTAS

Esta relación directa está más que demostrada, de ahí la necesidad de conocer las diferentes emociones, de dominarlas y de convertirlas en una de nuestras habilidades. Os remito como ayuda al post en el que traté este tema:Las emociones en las ventas“.

TORMENTA DE EMOCIONES

Siempre ha estado de moda, hacer “tormentas de ideas” para desarrollar un proceso, un producto, un proyecto,… Pero nos da vergüenza demostrar las emociones a los demás y no entendemos el subidón, la recarga de energía, la cantidad de químicos positivos que nuestro cuerpo y mente generan cuando provocamos una tormenta de emociones.

Hace dos fines de semana, con motivo del bautizo de nuestro hijo conseguimos reunir a amigos y familiares, cuantos más mejor, porque rodearse de cariño, de muestras de amistad, de abrazos, de lágrimas de felicidad, de risas, de palabras positivas y llenas de amor, provocan en todos los asistentes un estado de ánimo para hacer frente a lo que venga y con energía suficiente para mucho tiempo.

Provoquemos más tormentas de emociones alrededor nuestro

REFLEXIÓN:

Si los “gurus”, los expertos y la gente corriente sabemos y proclamamos que “las personas somos EMOCIONES“, y son un motor e impulsor hacia la felicidad y el éxito personal y profesional…

¿Por qué no generamos solo EMOCIONES positivas?

¿Por qué no aprendemos a conocerlas y controlarlas?

Muchas gracias y mucho karma positivo.

Leave A Response

* Denotes Required Field